Quema de grasas y frecuencia cardíaca

Compartir con... Email this to someoneShare on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

El spinning, como todo ejercicio aeróbico, es una práctica muy indicada para la pérdida de peso y la quema de grasa. Pero para ello hay que conocer cómo es el funcionamiento bioquímico del organismo y la forma en que quema las grasas. En esta sección vamos a ver cómo quema las grasas el organismo, la frecuencia cardíaca máxima adecuada para quemar grasas y qué son y cómo funcionan los complementos termogénicos y quemagrasas.

EL PROCESO DE OBTENCIÓN DE ENERGÍA DEL ORGANISMO

El cuerpo humano requiere de energía para vivir, todos los movimientos que se hacen necesitan de un combustible interno que permita el buen funcionamiento de todo el organismo.

Pero, ¿cómo obtiene el cuerpo la energía que necesita? Dependiendo del estado en el que estamos (activo o reposo) y del metabolismo basal puede usar el glucógeno o las grasas.

El glucógeno es un polisacárido que tiene principalmente las funciones de fuente y reserva energética. Se acumula en el hígado y los músculos a raíz de la glucosa (monosacárido del glucógeno) para ser usado en momentos que el organismo requiere de mucha energía. El cuerpo humano obtiene la energía partir de los hidratos de carbono que se ingieren durante las comidas, los cuales se descomponen en elementos más pequeños entre los que se encuentra la glucosa. Ésta, a su vez, forma parte en diferentes procesos del cuerpo y una parte de glucosa es destinada a sintetizar glucógeno como forma de reserva energética.

Un cuerpo en estado de reposo prácticamente no necesita grandes aportes de energía para funcionar,  por lo que el metabolismo se vale principalmente de las reservas de grasa y de la glucosa en sangre. Pero en este estado la cantidad de calorías consumidas es mínima, y para perder peso el cuerpo debe quemar más calorías de las que ingiere.

En estados de mayor actividad, cuando se realizan movimientos que requieren de más energía como en el deporte, el organismo se vale del glucógeno que se descompone en glucosa liberando así energía. Pero las reservas de glucógeno son limitadas, por lo que cuando se acaba esta reserva el combustible que el cuerpo emplea son las grasas. Es decir, se queman calorías en forma de grasa.

DEL GLUCÓGENO A LA QUEMA DE GRASAS

Para que el cuerpo empiece a consumir grasas se debe realizar el ejercicio aeróbico durante más de 35 minutos, ya que en estos primeros minutos el cuerpo se vale del glucógeno como combustible energético. El ejercicio debe ser constante, sin pausas y a intervalos.

El spinning está muy indicado para adelgazar y perder peso ya que las sesiones suelen durar entre 45 minutos y 1 hora, por lo que habrá entre 10 y 25 minutos que el cuerpo esté consumiendo calorías en forma de grasa.

FRECUENCIA CARDÍACA MÁXIMA Y PÉRDIDA DE PESO

Por otra parte, hay que tener en cuenta la frecuencia cardíaca máxima (fcm) del cuerpo, que es el límite de pulsaciones máximo al que se puede llegar sin comprometer la salud. Ésta se calcula con la fórmula:

220-tu edad = tu frecuencia cardíaca máxima

Por ejemplo, si tienes 35 años:

220 – 35 = 185 pulsaciones máximas

Si el objetivo es la pérdida de peso, se debe realizar un ejercicio aeróbico durante más de 35 minutos que trabaje entre el 60% y 80% de la fcm (para el caso del ejemplo serían unas 130 pulsaciones por minuto si trabajara al 70% de su fcm).

Practicando spinning se pueden llegar a perder más de 700 calorías, muchas de ellas en forma de grasa.

Para medir tu frecuencia cardíaca puedes llevar un pulsómetro que te dirá las pulsaciones por minuto y las calorías gastadas. En spinning y otros ejercicios aeróbicos es habitual usar pulsómetros para medir el rendimiento y controlar la intensidad.

Ten en cuenta que en  las sesiones de spinning se trabaja a intervalos y habrá momentos de alta intensidad que puedan superar el 80% de tu fcm, pero esto aporta más beneficios ya que pedaleando a más del 80% (nunca superando el 100%) se mejora mucho a nivel cardiovascular.

Lo que hace al spinning un ejercicio muy completo son, precisamente, estos diferentes intervalos de ejercicio aeróbico la mayor parte del tiempo con picos puntuales de más intensidad (es decir, anaeróbicos) en que se trabaja a una alta frecuencia cardíaca.

QUEMAGRASAS Y FÓRMULAS TERMOGÉNICAS PARA PERDER PESO

Una forma de ayudar al organismo en el proceso de la quema de grasas y potenciar el consumo calórico es recurrir a complementos quemagrasas y formulas termogénicas. Los principios activos de estos productos potencian el proceso de quema de grasa o lo aceleran, siendo de esta forma el ejercicio más eficaz y consiguiendo un mayor rendimiento si lo que se busca es la pérdida de peso y la quema de grasa.

Los quemagrasas son componentes que se toman en una determinada dosis diaria durante un tiempo determinado, y funcionan de forma conjunta junto con la alimentación y el ejercicio físico para promover la quema de grasa del organismo.

Los termogénicos son formulaciones que se toman justo antes del entreno o ejercicio físico para aumentar el metabolismo basal y la temperatura corporal para de esta forma consumir un mayor número de calorías durante la sesión.

Unos y otros son eficaces en la medida en que se combinen con una dieta adecuada y ejercicio físico, sean formulaciones concentradas adecuadas para el objetivo que se busca y se administre en las dosis indicadas durante períodos de tiempo determinados. Es tarea ya de cada uno decantarse por uno u otro.

Como quemagrasas cabe destacar tanto el CLA (ácidos linoleicos conjugados), un ácido graso que ayuda enormemente a promover la pérdida de grasa, como el té verde, ambos también poderosos antioxidantes. La clave para que sean efectivos está en las concentraciones y las formulaciones (cantidad de un principio activo determinado) de los productos. Claro, no es lo mismo tomarse un té verde que una concentración X de extracto concentrado junto a otro componente quemagrasa. Los efectos se multiplican. En este aspecto, y para irse a lo seguro, uno de los mejores en suplementación deportiva es MyProtein, tanto por la calidad de sus productos como por su especialización en las formulaciones específicas orientadas al mundo del deporte y la nutrición. Aquí puedes entrar en su sección de productos termogénicos y quemagrasas para leer más sobre las diferencias entre unos y otros, en base a tus necesidades de rendimiento y objetivo. En especial, el CLA, el té verde o su termogénico estrella Thermopure.